English
 
Actividad Administrativa
Comentarios a la Ley del Sistema Venezolano para la Calidad
 
Comentarios a la Ley del Sistema Venezolano para la Calidad
 
El 7 de octubre de 2002 fue publicada en Gaceta Oficial, la "Ley del Sistema Venezolano para la Calidad" (en adelante "LSVC"; G.O N° 37.543). Examinado el texto de la referida Ley y efectuado el estudio de rigor, observamos lo siguiente
 
1.- Objeto de la Ley
 
De acuerdo al artículo 1°, la LSVC tiene por objeto desarrollar los principios orientadores que en materia de calidad consagra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, determinar sus bases políticas y diseñar el marco legal que regule el Sistema Venezolano para la Calidad (en adelante el “SVC”).   Asimismo, establecer los mecanismos necesarios que permitan garantizar los derechos de las personas a disponer de bienes y servicios de calidad en el país, a través de los subsistemas de Normalización, Metrología, Acreditación, Certificación, Reglamentaciones, Técnicas y Ensayos.
Para lograr ese cometido, el artículo 2° de la LSVC propone como objetivos generales:
 
  1. Crear el Consejo Venezolano para la Calidad que asesore al Ejecutivo Nacional en la elaboración de políticas y directrices
  2. Establecer las disposiciones rectoras para del Sistema Venezolano para la Calidad, con miras a sentar las bases para que todos sus integrantes desarrollen sus actividades en pro de la competitividad nacional e internacional de la industria, el comercio, la producción de bienes y la prestación servicios, así como de la satisfacción de consumidores y usuarios;
  3. Establecer el alcance y los lineamientos de los Subsistemas de Normalización, Metrología, Acreditación, Certificación y Reglamentaciones Técnicas y Ensayos a los efectos de asegurar las actividades que estos realizan y el óptimo funcionamiento del Sistema para la gestión de la calidad en el país.
  4. Estimular la calidad y la competitividad del Estado y de las empresas en cuanto a los servicios y los bienes que éstos proveen.
  5. Promover y asegurar la participación de todos los interesados en el funcionamiento del Sistema Venezolano para la Calidad, como mecanismo para el continuo mejoramiento.
  6. Regular y controlar las actividades del Sistema Venezolano para la Calidad, que se realizan en el campo obligatorio referidas a la salud, seguridad, ambiente y prácticas que puedan inducir a error al consumidor o usuario y que por su naturaleza son de competencias del Poder Público Nacional.
  7. Establecer, coordinar y promover las actividades del Sistema Venezolano para la Calidad, que se realizan en el ámbito voluntario; y
  8. Fomentar la cooperación en materia de normas, reglamentaciones técnicas y procedimientos de evaluación de la conformidad con miras a facilitar el acceso a los mercados nacionales e internacionales y fortalecer los lazos de confianza entre las partes involucradas.
 
 
A los fines de alcanzar tales objetivos, el Estado se propone realizar diversas acciones, entre las cuales destaca: elaboración e intercambio de bienes; prestación de servicios; importación, distribución y expendio de bienes; exportación de bienes y servicios y; educación y promoción de la calidad.
 
2.- Ámbito de aplicación de la LSCV
 
Del texto del artículo 5, se desprende con claridad que las disposiciones contenidas en la LSCV resultan aplicables «a todas las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, que produzcan bienes, o presten servicios sujetos a reglamentaciones técnicas o los comercialicen».
 
3.- Deberes, Derechos y Garantías
 
La LSVC estipula una serie de deberes, derechos y garantías que deben cumplir los sujetos sometidos al ámbito de aplicación de dicha ley.   En primer lugar, se establece la obligación de suministrar la información y la documentación necesaria que permita la posterior comprobación de la calidad de los bienes y servicios comercializados, los cuales deben cumplir con las reglamentaciones técnicas que a tales efectos se dicten (artículo 6). De igual forma, se exhorta a prestar colaboración con el personal autorizado por el Ministerio de la Producción y el Comercio, o con los organismos a quien este Ministerio autorice, para el cumplimiento de las funciones establecidas en esta Ley y su Reglamento (artículo 5).
 
En el caso de los bienes y servicios cuya producción o prestación se encuentre basada en normas según lo establecido en la Ley, para el ámbito de desarrollo voluntario de sistemas de calidad, las no conformidades de cumplimiento con dichas normas se podrán dirimir o decidir a través de fórmulas basadas en los procedimientos de Evaluación de la Conformidad entre las partes involucradas (Artículo 6).
 
Todos los sujetos sometidos al ámbito de aplicación de la LSCV, que   suministren bienes o presten servicios, deberán indicar por escrito las características de calidad de los mismos y serán responsables de garantizarlas, a fin de demostrar el cumplimiento de dichas características ante cualquier usuario o consumidor, sin menoscabo de lo establecido por otros organismos públicos en esta materia. Así mismo, deberán establecer fórmulas expeditas para dilucidar, hasta su total solución, las quejas y reclamos de los usuarios o consumidores. (artículo 12).
 
La LSVC persigue garantizar el principio de participación ciudadana previsto en la Constitución de 1999, y en tal sentido establece en el artículo 13 que toda persona natural o jurídica, pública o privada podrá participar y apoyar de manera directa o indirecta las actividades de los diferentes subsistemas descritos en dicja Ley.  
 
De otra parte, el Estado se compromete a garantizar la aplicación de mecanismos idóneos para velar por el cumplimiento de las regulaciones establecidas en la LSVC y su Reglamento, en sus programas de compra, procura, ejecución, elaboración y producción de bienes o servicios. Asimismo, se prevé la obligatoriedad del Estado de dar prioridad a aquellos que estén respaldados por procedimientos de Evaluación de la Conformidad, de acuerdo con lo previsto en la referida Ley.
 
La LSVC atribuye como responsabilidad de la sociedad civil organizada, considerar y adoptar dentro de sus competencias y ámbito de acción, el desarrollo y difusión de programas en materia de calidad, con el objeto de educar a la comunidad en cuanto a sus deberes y derechos en esta materia (artículo 9).
 
4.- Educación y Formación de Recursos Humanos
 
La LSCV encomienda al Ministerio de Producción y Comercio promover junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Ministerio de Educación y con los organismos e instituciones públicas y privadas, el desarrollo de programas de estudio sobre el SVC, con el objeto de difundir, sensibilizar y concienciar los conceptos relacionados con los sistemas de Gestión de la Calidad del país. (artículo 14).
 
Igualmente, la referida Ley encomienda a las instituciones públicas y privadas y en especial a Ministerio de Producción y Comercio promover y coordinar junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Ministerio de Educación, políticas, planes y programas de adiestramiento, formación y actualización de los recursos humanos en materia de calidad con el objeto de asegurar la formación de personal con el conocimiento adecuado para las actividades que se desarrollan en SVC (artículo 15).     Asimismo, quedan responsabilizadas dichas entidades de establecer planes, programas de adiestramiento, formación y actualización de sus recursos humanos, especialmente de las áreas de ensayo, certificación y el Sistema Internacional de Unidades, con el objeto de disponer de personal con el conocimiento requerido en las actividades que desarrolle el SVC (artículo 16).
 
5.- Del Sistema Venezolano para la Calidad
 
5.1.- Estructura
 
El SVC se puede analizar desde dos puntos de vistas. Por una parte, desde el ámbito material, la LSVC establece el SVC como un «conjunto de principios, normas, procedimientos, subsistemas y entidades que interactúan y cooperan de forma armónica y contribuyen a lograr los propósitos de una óptima Gestión Nacional de la Calidad». Bajo este esquema, el SVC está conformado por los Subsistemas de Normalización, Metrología, Acreditación, Certificación, Reglamentaciones Técnicas y Ensayos (artículos 17).
 
Tales subsistemas son definidos en la propia LSVC como el conjunto de principios, normas, procedimientos y entidades públicas o privadas que interactuando y cooperando de forma armónica, contribuyen al logro de propósitos y objetivos definidos, según su ámbito de actuación en las áreas de: normalización, metrología, acreditación, certificación reglamentaciones técnicas y ensayos (artículo 18).
 
Desde el punto de vista orgánico, el SVC se encuentra compuesto por las siguientes entidades:
 
  1. El Ministerio de la Producción y Comercio, los entes tutelados por éste y aquellos en los que tenga participación, así como los demás ministerios y organismo públicos que dicten reglamentaciones técnicas sobre la materia;
  2. Los órganos y organismos que sean creados o que se establezcan por esta Ley;
  3. Los organismos públicos o privados que se dediquen al desarrollo, organización, procesamiento, sistematización, difusión, transferencia y competencias relacionadas con la materia objeto de esta ley;
  4. Los organismos de educación superior, de formación técnica, sociedades organizadas, laboratorios y centros de investigación y desarrollo tanto públicos como privados; y,
  5. Las organizaciones del sector privado, empresas, proveedores de servicio, de insumos y bienes de capital, redes de información y asistencia que sean incorporados al Sistema Venezolano para la Calidad.
 
5.2.- Coordinación del SVC
 
De acuerdo al artículo 21 de la LSVC la coordinación del Sistema le corresponde Ministerio de Producción y Comercio, lo cual deberá hacerse a través de un organismo especializado que se dicte para tal fin, sin menoscabo de la autonomía operativa que la Ley le confiere a cada uno de los subsistemas que conforman el SVC.
 
Asimismo, le corresponde al referido Ministerio, oída la opinión del Consejo Venezolano para la Calidad, dictar y coordinar las políticas que regirán las actividades del Sistema Venezolano para la Calidad (artículo 22).
 
5.3.- Descentralización de Competencias dentro del SVC  
 
El artículo 23 de la LSVC permite que el Ministerio de Producción y Comercio pueda transferir en forma progresiva a los Estados y Municipios, competencias y servicios, que por su naturaleza, convenga descentralizar siempre y cuando dichos estados y municipios demuestren estar en capacidad para asumir las competencias y servicios. Esta transferencia se regirá por las disposiciones establecidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley respectiva.
 
6.- Consejo Venezolano para la Calidad
 
6.1.- Funciones          
 
Dentro del ámbito organizativo del SVC, la ley crea el Consejo Venezolano para la Calidad, con el objeto de asesorar en la elaboración de políticas y directrices al Ministerio de la Producción y el Comercio, a otros órganos del Poder Público y a los entes que actúan en el ámbito voluntario en materia de calidad (artículo 24). De acuerdo al artículo 25 de la LSVC las funciones más importantes de dicho Consejo son las siguientes:
 
  1. Asesorar a la Presidencia de la República y demás órganos del Poder Público Nacional en las materias que contempla la presente Ley;
  2. Actuar como órgano de carácter asesor y consultivo del Ministerio de la Producción y Comercio;
  3.  Coordinar el trabajo de los diversos representantes que lo integran de acuerdo al Reglamento Interno de funcionamiento;
  4. Proponer políticas de calidad para el logro de los objetivos de la presente Ley, tanto en el ámbito obligatorio como en el ámbito voluntario;
  5. Analizar, asesorar y coadyuvar en la conciliación de discrepancias que surjan en el Sistema Venezolano para la Calidad;
  6. Evaluar periódicamente el Plan Nacional para la Calidad bajo los principios, términos y condiciones previstos en esta Ley y su Reglamento;
  7. Proponer los mecanismos de supervisión en los subsistemas que conforman el Sistema Venezolano para la Calidad que operan dentro del ámbito voluntario para el cumplimiento de esta Ley y su Reglamento;
  8. Asesorar sobre el funcionamiento a los subsistemas del Sistema Venezolano para la Calidad, tanto a los del ámbito obligatorio como los del voluntario; y,
  9. Dictar su Reglamento Interno y de Funcionamiento.
 
6.2.- Organización
 
El Consejo Venezolano para la Calidad será presidido por el Ministerio de Producción y Comercio, y funcionará como cuerpo colegiado integrado por representantes del Poder Público Nacional y de la Sociedad Civil. Dichos integrantes deberán ser personas con poder de decisión dentro del organismo al cual representan. (artículo 26).
 
Según el artículo 27 de la LSVC, los órganos o entes del Poder Público Nacional que tendrán representación en el Consejo Venezolano para la Calidad serán los siguientes:
 
El Ministerio de la Producción y el Comercio, quien lo presidirá;
 
El Ministerio de Salud y Desarrollo Social;
 
El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes;
 
El Ministerio de Energía y Minas;
 
El Ministerio de Planificación y Desarrollo;
 
El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales;
 
El Ministerio de Infraestructura;
 
El Ministerio de Ciencia y Tecnología;
 
El Ministerio de la Defensa;
 
El Ministerio de Agricultura y Tierras;
 
El Ministerio de Educación Superior
 
El Consejo Nacional de Universidades; y,
 
Otros órganos o entes del Poder Público con competencia en la materia de calidad.
 
Estos representantes serán designados por el Ministro o por la autoridad competente del órgano u organismo que se trate. La Defensoría del Pueblo puede asistir a las reuniones del Consejo Venezolano para la Calidad, a los efectos de formular las recomendaciones y observaciones en relación con las políticas que en materia de calidad sean propuestas por éste al Ministro respectivo.  
 
Por lo que se refiere a la sociedad civil, el artículo 28 establece los organismos que tendrán representación en el Consejo Venezolano de Calidad, estos son:
 
  1. Federación de Cámaras de Comercio y Producción (FEDECÁMARAS);
  2. Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (CONSECOMERCIO);
  3. Confederación de Industriales (CONINDUSTRIA);
  4. Federación de Artesanos, Micros, Pequeños y Medianos Industriales de Venezuela (FEDEINDUSTRIA);
  5. El Colegio de Ingenieros de Venezuela (C.I.V.);
  6. Las instituciones de investigación científica y tecnológica, y,
  7. Otros organismos empresariales, colegios profesionales u organizaciones civiles con comprobada competencia en la materia de calidad.
 
 
7.- Plan Nacional para la Calidad
 
El Ministerio de Producción y Comercio debe elaborar e implantar, periódicamente, un Plan Nacional para la Calidad con fundamento en las políticas y directrices establecidas sobre esta materia por el Consejo Venezolano para la Calidad. Asimismo, supervisará y evaluará su correcta ejecución de acuerdo a lo requerido en la presente Ley (artículo 32). Los lineamientos establecidos en dicho plan deben ser cumplidos por los diferentes entes u organismos que conforman el SVC (artículo 33).
 
8.- De los Subsistemas del SVC  
 
8.1.- Subsistema de Normalización
 
El primer Subsistema creado por la LSVC es el de Normalización, el cual tiene por objeto ejecutar las actividades de elaboración, aprobación, publicación y divulgación de las normas, con miras a facilitar el comercio, servir de base a las reglamentaciones técnicas, evaluación de la conformidad, comercio, el desarrollo industrial y proveer las bases para mejorar la calidad de los productos, procesos y servicios (artículo 34) 
 
La coordinación del proceso de elaboración de las normas nacionales relativas a esta materia, será realizada por un organismo de normalización al cual le delegará tales atribuciones el Ministerio de Producción y Comercio (artículo 35).    La ley no especifica la naturaleza de dicho órgano, y la relación de jerarquía que tendrá con el referido Ministerio, es decir si se trata de un órgano subordinado o con autonomía.
 
Las actividades de este subsistema serán desarrolladas con la integración voluntaria de instituciones públicas y privadas, con la participación conjunta de productores, comerciantes, consumidores y usuarios (artículo 36). Este subsistema se regirá por los principios de amplia participación, transparencia y consumo, y se basará en los resultados consolidades de la experiencia, la ciencia y la tecnología.
 
Entre las funciones más importantes de este Subsistema destacan el artículo 38 de la LSCV enumera las siguientes:
 
  1. Cooperar con el Consejo Venezolano para la Calidad en la elaboración e integración del Plan de Normalización Nacional;
  2. Crear comités, subcomités técnicos de normalización y otros órganos de estudio, evaluación y control por sectores de actividad;
  3. Coordinar los trabajos de normalización por sectores de actividad para lograr la armonización de sus resultados;
  4. Organizar y gestionar centros de documentación en materia de normalización.
  5. Facilitar la asistencia técnica en materia de normalización;
  6. Publicar y difundir normas, documentos técnicos y boletines; y,
  7. Apoyar a los Poderes Públicos en la elaboración de reglamentaciones técnicas.  
 
8.1.2.- Normas COVENIN
 
Dentro del proceso de normalización, corresponde al Ministerio de Producción y el Comercio determinar el carácter nacional de una norma presentada por el organismo coordinador previsto en el artículo 35 de la LSC y declararla como Norma Venezolana COVENIN, de conformidad con lo establecido en el Reglamento de dicha Ley. Sin embargo, para tales casos, dicho Ministerio puede convenir con el organismo coordinador los procedimientos que regirán la aprobación y difusión de las Normas Venezolanas COVENIN (artículo 39). Las Normas Venezolanas COVENIN constituyen la referencia básica para determinar la calidad de los productos y servicios de que se trate, particularmente para la protección, educación y orientación de los consumidores (artículo 41) 
 
De otra parte, le corresponde al Presidente de la República establecer en el Reglamento correspondiente, las condiciones bajo las cuales se ejercerá la representación nacional en esta materia ante los organismos que asi lo exijan en el mercado internacional (artículo 40).
 
La LSVC exhorta a los organismos públicos a exigir a sus proveedores el cumplimiento de las Normas Venezolanas COVENIN en sus procesos de adquisición, o en su defecto el cumplimiento de normas internacionales o regionales, de otros países, o de asociaciones, con el objeto de asegurar la calidad. Asimismo, conforme al artículo 43, el Ejecutivo Nacional, podrá exigir solicitud de calidad certificada en las adquisiciones del Estado.
 
8.2.- Subsistema de Metrología  
 
En segundo lugar, la LSVC crea el Subsistema de Metrología el cual tiene por objeto promover, fomentar desarrollar y consolidar en el país, la infraestructura metrológica que impulse el crecimiento en el área de las mediciones a fin de garantizar la confiabilidad de las mismas a la vez que contribuye a obtener productos y servicios de calidad (artículo 44).   Este Subsistema comprende la metrología legal, científica e industrial.
 
Dentro de las competencias más importantes de este Subsistema, el artículo 50 enumera las siguientes:
 
  1. Ejecutar las actividades que deriven de los planes, políticas y directrices que emanen del Ministerio de la Producción y el Comercio en materia metrológica;
  2. Desarrollar la metrología y servir de apoyo en el campo de la metrología industrial;
  3. Conformar, custodiar y mantener una colección de patrones de las unidades de medida, de sus distintas magnitudes y garantizar su trazabilidad ascendente en el ámbito internacional y descendente en el ámbito nacional;
  4. Cumplir y hacer cumplir las reglamentaciones técnicas que se establezcan en el campo metrológico;
  5. Velar por el cumplimiento de los controles metrológicos con el fin de asegurar el correcto y exacto valor de las medidas;
  6. Promover el conocimiento, establecimiento y aplicación del Sistema Legal de Unidades de Medida en el territorio nacional;
  7. Proporcionar servicios de validación de la trazabilidad de patrones de medición a los laboratorios de calibración acreditados, centros de investigación, a la industria y público en general, cuando así se solicite, y expedir los certificados correspondientes;
  8. Asesorar a los órganos y entes de la Administración Pública en materia metrológica y prestar asistencia técnica a los sectores industriales, técnicos y científicos cuando se considere pertinente;
  9. Ejercer la representación nacional en materia metrológica; así como en el ámbito subregional, regional e internacional;
  10. Establecer y mantener un servicio de información actualizada en el área metrológica;
  11. Propiciar y participar en el desarrollo de normas metrológicas;
  12. Ejecutar los convenios o contratos legalmente suscritos con personas naturales o jurídicas, públicas y privadas, nacionales o internacionales, para desarrollar actividades en el ámbito metrológico;
  13. Promover el desarrollo de una red de laboratorios de calibración acreditados, que garanticen la prestación de los servicios necesarios para atender la demanda nacional en el ámbito metrológico;
  14. Mantener las bases de datos necesarias para resguardar la información correspondiente a los registros contemplados en la legislación especial derivada de esta Ley y en sus respectivos su Reglamentos; y,
  15. Velar por lo establecido en esta Ley y su Reglamento.
 
 
8.3- Subsistema de Acreditación
 
El Subsistema de Acreditación tiene como principal atribución desarrollar las acciones inherentes al reconocimiento formal de competencias técnicas de entes u organismos para efectuar tareas específicas relacionadas con los diferentes subsistemas, con miras a contar con organismos confiables para el desarrollo de la gestión del Sistema Venezolano para la Calidad (artículo 53).
 
La organización de este Subsistema estará prevista en las normas de acreditación debidamente suscritas por el Estado, que emanen de los organismos internacionales y las establecidas en los tratados y convenios internacionales suscritos por la República (artículo 54). Los organismos de acreditación, serán evaluados y aprobados por el Ministerio de la Producción y el Comercio, para lo cual, en coordinación con los demás ministerios, deberá tomar en cuenta la competencia de los órganos y entes de la Administración Pública que cumplan con las disposiciones establecidas en la LSVC y su Reglamento, basado en las disposiciones nacionales e internacionales en esta materia (artículo 55).
 
El Subsistema de Acreditación también debe regirse por los principios de transparencia, participación, confiabilidad, confianza, imparcialidad, autonomía, integridad y objetividad (artículo 57).     
 
Dentro de las funciones más importantes de este Subsistema, el artículo 58 destaca las siguientes:
 
  1. Acreditar a los organismos que operen dentro de los subsistemas de Metrología, Ensayos y Certificación del Sistema Venezolano para la Calidad;
  2. Fomentar la creación de redes nacionales de organismos acreditados;
  3. Establecer y mantener una base de información de organismos acreditados, así como el alcance de los ensayos y calibraciones de los laboratorios acreditados;
  4. Cooperar con el Consejo Venezolano para la Calidad en el ámbito de su competencia; y,
  5. Las demás que les sean establecidas por el Ministerio de la Producción y el Comercio y por el Consejo Venezolano para la Calidad en el ámbito voluntario.
 
8.4.- Subsistema de Certificación
 
En cuarto lugar, la LSVC crea el Subsistema de Certificación, el cual tiene por objeto ejecutar las actividades de evaluación para asegurar que un determinado producto, proceso, sistemas de gestión, o servicio, este conforme con los requisitos establecidos en una norma o en las reglamentaciones técnicas, con el fin de apoyar el desarrollo del Sistema Venezolano para la Calidad (artículo 62).
 
Este Subsistema estará integrado por diferentes organismos de certificación, en los cuales podrán operar tanto en el ámbito voluntario como en el obligatorio, pudiendo ser éstos públicos o privados y deberán estar organizados según las normas internacionales debidamente suscritas por el Estado en esta materia (artículo 63). Para coordinar las actividades de este Subsistema, al igual que los demás, el Ministerio de Producción y Comercio creará un organismo especial, que deberá regirse por los lineamientos de la LSVC y su Reglamento, la legislación especial que a tal fin se dicte, y bajo la asesoría del Consejo Venezolano para la Calidad. Este Subsistema también se regirá por los principios de imparcialidad, independencia, integridad, transparencia y objetividad (artículo 66).
 
Para operar como organismo de certificación para el campo voluntario e integrarse al Subsistema de Certificación, se debe estar acreditados por un ente de acreditación evaluado y aprobado por el Ministerio de la Producción y el Comercio, de conformidad con lo establecido en la LSVC y su Reglamento (artículo 87). De acuerdo al artículo 68, el Subsistema de Certificación debe fomentar y promover:
 
  1. El desarrollo y consolidación de una infraestructura de organismos de certificación acreditados;
  2. El uso de los certificados de conformidad de productos, servicios o sistemas de gestión, para potenciar y respaldar la calidad de los productos o servicios en el mercado nacional e internacional; y,
  3. El uso de procedimientos de Evaluación de la Conformidad.
 
Por su parte, los organismos de certificación tendrán dentro de sus funciones las siguientes:
 
  1. Crear organizaciones funcionales técnicas de certificación, así como otros órganos de estudio, evaluación y control por sectores de actividad;
  2. Otorgar certificados de conformidad, a productos, servicios, procesos, sistemas de gestión;
  3. Coordinar los trabajos de certificación por sectores de actividad;
  4. Establecer y mantener una base de información de los certificados otorgados;
  5. Organizar y gestionar centros de documentación en materia de certificación;
  6. Facilitar la asistencia técnica en materia de certificación;
  7. Cooperar en la elaboración e integración de los planes de certificación;
  8. Autorizar el uso de sellos o marcas de certificación a cualquier persona cuyo producto o servicio cumpla con las condiciones establecidas en el Reglamento de Uso de la Marca; y,
  9. Evaluar posproyectos de los Reglamentos de Uso de las Marcas de Certificación.
 
8.5.- Subsistema de Reglamentaciones Técnicas         
 
En este caso, la LSVC delega expresamente al Ejecutivo Nacional la elaboración de las políticas bajo las cuales operará el Subsistema de Reglamentaciones Técnicas. En todo caso, el artículo 73 de dicha Ley, establece que esas Reglamentaciones deben establecer los requisitos que deben cumplir los productos, servicios o procesos cuando puedan constituir un riesgo para la salud, seguridad, protección ambiental y prácticas que puedan inducir a error.
 
En cuanto a la elaboración de las Reglamentaciones Técnicas, el artículo 74 de la LSVC establece que los órganos y entes de la Administración Pública que dicten dichas Reglamentaciones, deberán notificar al Ministerio de la Producción y el Comercio, los proyectos de Reglamentaciones Técnicas y Procedimientos de Evaluación, en una etapa temprana, a los fines de que pueda ser del conocimiento de las partes involucradas, y si el caso lo requiere se practiquen las notificaciones correspondientes. Sin embargo, la ley permite que los plazos para la notificación, los cuales establecerá el Reglamento, podrán ser omitidos en el caso de que exista una emergencia declarada que afecte la salud, vida, seguridad o protección del medio ambiente. Una vez dictada la Reglamentación Técnica, o el procedimiento de evaluación de la conformidad por el organismo correspondiente, éste deberá emitir la notificación respectiva al Ministerio de la Producción y el Comercio. Estas Reglamentaciones Técnicas deberán ser cumplidas en todos los   servicios o productos nacionales e importados sujetos a tales normativas.
 
De acuerdo al artículo 77 de la LSVC, el Subsistema de Reglamentaciones Técnicas tendrá las siguientes competencias:
 
  1. Intercambiar información sobre normas, reglamentaciones técnicas y procedimientos de evaluación de la conformidad, en particular aquellas que puedan afectar al Sistema Venezolano para la Calidad;
  2. Fomentar el uso de las normas nacionales, regionales, o subregionales cuando no existan otras normas, o éstas no sean adecuadas por causas de factores climáticos, geográficos o problemas tecnológicos fundamentales;
  3. Desarrollar mecanismos para la promoción de la equivalencia entre reglamentaciones técnicas emitidas por distintos organismos;
  4. Desarrollar mecanismos para la promoción de la equivalencia entre resultados de procedimientos de evaluación de la conformidad favoreciendo acuerdos de reconocimiento mutuo;
  5. Adoptar un mecanismo que permita identificar Reglamentaciones Técnicas y procedimientos de evaluación de la conformidad que sean obstáculos innecesarios al comercio y normas concretas para superarlos;
  6. Coordinar, cuando fuere posible, propuestas técnicas con otros países en los foros internacionales; y,
  7. Velar por el cumplimiento en lo que respecta a esta Ley y su Reglamento.
 
8.6.- Subsistema de Ensayos
 
Finalmente, la LSVC crea el Subsistema de Ensayos, el cual está   constituido por laboratorios públicos o privados, que tendrán como objeto comprobar que determinados productos o servicios cumplen con normas o reglamentaciones técnicas (artículo 79).    Los laboratorios que deseen integrarse a este Subsistema de Ensayos deberán estar acreditados por el ente de acreditación evaluado y aprobado por el Ministerio de Producción y Comercio de conformidad con la referida ley y su Reglamento.
 
Entre las competencias más importantes que deberán desarrollar los   laboratorios públicos o privados acreditados para funcionar en este Sistema, el artículo 81 destaca las siguientes:
 
  1. Garantizar la confiabilidad de sus resultados dentro del alcance de los ensayos acreditados;
  2. Asegurar la trazabilidad de las mediciones a los patrones nacionales;
  3. Promover e integrar la red nacional de laboratorios acreditados;
  4. Participar en los programas de Inter comparación de laboratorios acreditados;
  5. Apoyar a las organizaciones públicas o privadas en la determinación de la calidad de productos y servicios, así como en el desarrollo de las normas técnicas; y,
  6. Proponer técnicas y procedimientos para el mejoramiento del desempeño de la red de laboratorios acreditados.
 
9.- Control de Calidad
 
En cuanto al régimen de control de calidad que establece la Ley SVC, el Ministerio de Producción y Comercio tiene atribuida la competencia para evaluar la calidad de los productos y servicios que se fabriquen, importen o comercialicen en el país, con el objeto de comprobar que éstos cumplen con los requisitos exigidos en las normas y Reglamentaciones Técnicas, sin menoscabo de las competencias que en esta materia, tengan otros organismos, y la facultad de las personas públicas o privadas, naturales o jurídicas, de ejercer la defensa de sus derechos (artículo 88). El procedimiento para la evaluación de la calidad de los bienes y servicios señalados anteriormente, se realizará cumpliendo las normas establecidas en la Reglamentación Técnica respectiva.
 
10.- Promoción del SVC
 
La Ley SVC prevé en su artículo 92 la figura de la promoción del SVC, la cual tiene como objeto   establecer los mecanismos de información y divulgación de las actividades que se ejecutan dentro de ese Sistema, con el fin de que toda persona natural o jurídica, pública o privada conozca los criterios, requisitos y procedimientos que rigen el Sistema Venezolano para la Calidad y su organización.  
 
A tales efectos, el Ministerio de Producción y Comercio, conjuntamente con los organismos que lo integran, deberán desarrollar e implementar los mecanismos que aseguren y faciliten el acceso a la asistencia técnica y la capacitación de la pequeña y mediana empresa o cualquier otra forma de asociación comunitaria reconocida y amparada por la Ley (artículo 93).
 
Asimismo, se le encomienda al Ministerio de Producción y Comercio coordinar con los organismos que componen el Sistema Venezolano para la Calidad, la formulación y ejecución del Programa de Promoción de acuerdo a las directrices del Plan Nacional para la Calidad.
 
11.- Procedimiento Administrativo Sancionatorio
 
La LSVC consagra expresamente una serie de sanciones aplicables a los sujetos que no cumplan las disposiciones previstas en dicha Ley. En ese sentido, en el Título XI se estructura el procedimiento administrativo que deberá sustanciarse a los fines de la aplicación de las referidas sanciones, el cual, según el artículo 95, deberá aplicarse manera supletoria, es decir en aquellos casos en que no resulte aplicable el procedimiento ordinario contenido en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos.
 
a) Iniciación
 
De acuerdo al artículo 96, el procedimiento puede iniciarse por denuncia o de oficio por parte del órgano administrativo competente. En el primer caso, la denuncia deberá acompañarse con las pruebas o evidencias que demuestren el hecho denunciado. La autoridad administrativa deberá abrir el expediente correspondiente, el cual recogerá toda la tramitación a que de lugar el asunto, de conformidad con lo establecido en la LSVC y su reglamento.
 
b) Fase de investigación  
 
A los fines de comprobar la verificación de algunas de las infracciones previstas en la LSVC, el órgano administrativo competente podrá ordenar la realización de ensayos, pruebas, inspecciones de productos o servicios, según sea el caso, con el fin de constatar los supuestos de hecho previstos en esta Ley. Las Inspecciones o toma de muestras podrán practicarse en los centros de producción, en los establecimientos dedicados a la comercialización de bienes o a la prestación de servicio y en los recintos aduanales y almacenes privados de acopio de bienes (artículo 97).  
 
Al practicarse dichas notificaciones, deberá levantar el Acta en la cual se registrarán todas las formalidades establecidas en la Ley y su Reglamento, y la firmarán tanto el funcionario autorizado por el órgano administrativo competente, así como el responsable de los centros de producción, de los establecimientos dedicados a la comercialización de bienes o la prestación del servicio y los recintos aduanales o almacenes privados de acopio de bienes donde se hizo la inspección o se tomaron las muestras para ensayo (artículo 98).
 
c) Sustanciación del Procedimiento
 
Una vez analizadas las pruebas y realizadas las inspecciones correspondientes, el órgano administrativo competente debe notificar a aquellas personas a que hubiera lugar, para imponerlas de los hechos por los cuales se inicio el procedimiento y para que expongan sus pruebas y aleguen sus razones en un lapso no mayor de diez (10) días hábiles contados a partir de la fecha en la cual recibe la referida notificación, conforme lo prevé la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos (artículo 99).
 
De ser necesario, el órgano administrativo competente podrá acordar en aquellos casos de especial complejidad, una prórroga de 30 días hábiles, a fin de que puedan practicarse otras pruebas o ensayos que juzgue conveniente (artículo 100).
 
En todo caso, al órgano administrativo competente le corresponde el impulso del procedimiento, por lo que debe cumplir todas las actuaciones para el mejor conocimiento del asunto que deba decidir (artículo 101).
 
Por lo que se refiere al ámbito probatorio, el artículo 102 de la LSVC permite que los hechos que se estimen relevantes para la decisión del procedimiento podrán ser considerados como medios de prueba, de acuerdo a lo previsto en el Código de Procedimiento Civil.
 
Asimismo, en el caso de las pruebas de laboratorio que hubieren sido admitidas, el órgano administrativo competente deberá comunicar a los interesados, con antelación suficiente el inicio de las acciones necesarias para la realización de dichas pruebas. En la notificación se indicará, lugar, fecha y hora en que se practicará la prueba con la advertencia, en su caso, de que el interesado pueda nombrar técnicos que le asistan (artículo 103).
 
d) Medidas provisionales
 
El artículo 104 de la LSVC habilita al órgano administrativo competente para adoptar ciertas medidas provisionales para asegurar la decisión que se dicte, pudiendo suspender la venta de los productos o prestación de servicios, hasta tanto se demuestre que se cumple con las especificaciones establecidas en las Reglamentaciones Técnicas.
 
e) Delegación de competencias
 
De acuerdo al artículo 105, el órgano administrativo competente puede delegar la competencia que estime conveniente y que están contenidas en la LSVC y su Reglamento, en las oficinas regionales a fin de desconcentrar las actividades en el ámbito nacional. La Ley no establece los límites a tal potestad de delegación, sin embargo la misma debe regirse por los límites previstos en la Ley Orgánica de Administración Pública.
 
f) Notificación de la sanción
 
El órgano administrativo competente deberá notificar al interesado, la sanción impuesta de acuerdo a lo previsto en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos (artículo 106). En los casos de multa se acompañará la notificación de la correspondiente planilla de liquidación a fin de que se proceda a pagar el monto de la multa en una oficina de recaudación del Fisco Nacional en un lapso no mayor de quince (15) días hábiles, contados a partir de la fecha de notificación. Transcurrido dicho lapso sin que la multa fuere cancelada, la planilla de liquidación adquirirá fuerza ejecutiva.
 
g) Revisión del acto sancionatorio
 
De acuerdo al artículo 107 de la LSVC las decisiones del órgano administrativo competente y de quienes actúen por delegación serán recurribles ante el mismo, y las de éste serán recurribles ante el Ministerio al cual esté adscrito el órgano administrativo competente, todo de conformidad con las disposiciones de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos.
 
h) Procedimiento judicial de delitos penales previstos en la LSVC
 
El procedimiento judicial de los delitos relacionados con esta Ley se regirá conforme al Código Orgánico Procesal Penal. Las autoridades ejecutivas o de instrucción, a requerimiento del órgano administrativo competente actuarán en la instrucción del sumario y practicarán las diligencias requeridas a este efecto (artículo 108).
 
En estos casos, cuando se comprueben infracciones penales previstas en la Ley, los jueces de Primera Instancia en lo Penal, ordenarán y practicarán, respectivamente, la ocupación y comiso de las mercancías o productos objetos de la infracción.
 
12.- Régimen Sancionatorio
 
a) Sanciones Administrativas
 
El Título XII de la LSVC enumera una serie de sanciones aplicables a los sujetos que actúen en contravención a las disposiciones previstas en dicha Ley. Así, de conformidad con el artículo 111, se habilita al órgano administrativo competente, a establecer las siguientes sanciones:
 
  1. Amonestación;
  2. Multa;
  3. Decomiso, reexportación o destrucción de las mercancías objeto de la infracción;
  4. Cierre temporal del establecimiento de los productores, importadores y prestadores de servicio; cuando éstos no cumplan con las reglamentaciones técnicas correspondientes; y,
  5. Suspensión o revocación de la acreditación o aprobación.
 
b) Órgano competente
 
El artículo 112 de la LSVC establece de manera general que las sanciones serán aplicadas por el órgano administrativo competente designado por el Ministerio de la Producción y el Comercio. Sin embargo, consideramos que tal regulación podría constituir una violación del principio de legalidad, pues teniendo en cuenta que la competencia debe ser expresa y prevista en la ley, consideramos que el Ministerio no puede establecer discrecionalmente para cada caso concreto quién es el órgano competente, y menos aún, cuando se trata de la imposición de sanciones administrativas que afectan la esfera jurídica de los particulares.
 
c) Supuestos de aplicación de las sanciones
 
De acuerdo al artículo 113, las sanciones establecidas en la LSVC serán aplicables a quienes:
  1.  
  2. Emitan información falsa o que induzca a engaño;
  3. Se nieguen o restrinjan en forma reiterada o injustificada a proporcionar información o a permitir la inspección por parte del órgano competente;
  4. Infrinjan las normas establecidas en convenios, acuerdos y tratados internacionales suscritos y ratificados por la República en materia de calidad;
  5. Infrinjan las disposiciones establecidas en esta Ley y su Reglamento; y,
  6. Infrinjan los demás instrumentos normativos relativos a la materia objeto de esta Ley.
 
 Las infracciones previstas en los numerales 1 y 2 de este artículo, serán sancionados con multa que oscilará entre cinco unidades tributarias (5 U.T.) y cien unidades tributarias (100 U.T.). Cuando la infracción haya sido cometida de manera reiterada, la multa se incrementará en un cincuenta por ciento (50%) por cada nueva infracción, hasta un máximo de quinientas unidades tributarias (500 U.T.).
 
d) Circunstancias agravantes y atenuantes
 
Conforme al artículo 114 las circunstancias agravantes son:
 
  1. La reincidencia;
  2. La condición de funcionario o empleado público que tengan sus coautores o partícipes;
  3. El perjuicio económico; y,
  4. La gravedad de la infracción.
 
Por lo que se refiere a las circunstancias atenuantes, el artículo 115 establece las siguientes:
 
  1. El grado de instrucción del infractor en materia de calidad;
  2. La conducta que el autor asuma en el esclarecimiento de los hechos;
  3. La subsanación de la falta en que se haya incurrido;
  4. Por la comprobación de un caso fortuito y la falta de intención en el hecho; y,
  5. Las demás que resulten de los procedimientos administrativos o judiciales.

 

e) Sanciones sustitutivas al comiso
 
Cuando no fuere posible el comiso por no poder aprehenderse los productos o servicios objeto de la infracción, éste será sustituido por multa proporcional al valor de los mismos y se incrementará entre un cincuenta por ciento (50%) y cien por ciento (100%) atendiendo a la gravedad de la infracción, siempre que los responsables no sean reincidentes en el mismo tipo de ilícito (artículo 116).
 
Asimismo, el artículo 117 de la LSVC establece que en aquellos casos en los que a juicio del órgano administrativo competente exista una diferencia apreciable de valor entre la calidad de los productos o servicios en infracción y los efectos utilizados para cometerla, se sustituirá el comiso de éstos por una multa adicional de dos (2) a cinco (5) veces el valor de los productos o servicios en infracción, siempre que los responsables no sean reincidentes en el mismo tipo de ilícito.
 
f) Sanciones por daños a un bien o servicio público
 
El artículo 118 de la LSVC sanciona a quien por negligencia, impericia, inobservancia u omisión, desmejore, deteriore o cause un daño a un bien público o servicio público, en detrimento de su calidad según las previsiones establecidas en esta Ley, con multa o comiso de equipos, según la gravedad del hecho; sin menoscabo de la reparación del daño causado.
 
Se exceptúa de la aplicación de este artículo el prestador de servicio cuando, previa autorización del organismo competente, interrumpa u ocasione deterioro temporal del bien o servicio público, cuyos trabajos involucren mejoras.
 
g) Suspensión de la acreditación y aprobación
 
De acuerdo al artículo 119, aquellos que estén acreditados les será suspendida la acreditación, y los que hayan sido evaluados y aprobados les será suspendida su aprobación en los casos siguientes:
 
  1. Cuando emitan información falsa o que induzca a engaño;
  2. Cuando se nieguen, en forma reiterada o injustificada, a proporcionar información al organismo competente;
  3. Cuando hayan disminuido su capacidad técnica o los recursos para realizar sus actividades;
  4. Cuando realicen actividades distintas para lo que estaban destinados;
  5. Cuando incumplan con las condiciones o requisitos bajo las cuales se les otorgó la acreditación o aprobación; y,
  6. Cuando no cumplan con notificar al organismo competente sobre cualquier modificación referente a su organización o funcionamiento, que afecte el alcance de la acreditación o aprobación.
 
Esta sanción de suspensión durará hasta tanto se subsanen las faltas que originaron la infracción o se cumplan con los requisitos, condiciones u obligaciones exigidos por la acreditación o aprobación.
 
h) Revocatoria de la acreditación y aprobación
 
De manera más intensa, el artículo 120 de la LSVC señala que aquellos que han sido acreditados les será revocada la acreditación y quienes hayan sido evaluados y aprobados les será revocada su aprobación en los casos siguientes:
 
  1. Cuando incumplan sistemáticamente con las condiciones, obligaciones o requisitos bajo las cuales se otorgó la acreditación o aprobación; y,
  2. Cuando reincidan en los supuestos del artículo 119 de esta Ley.
Esta sanción implica por parte del ente revocado el reintegro al organismo competente de la documentación relativa a la acreditación o aprobación; así como la prohibición del uso y divulgación de todo material que haga referencia a la acreditación o aprobación.
 
i) Sanciones a los sujetos sometidos al Régimen de Reglamentaciones Técnicas
 
De acuerdo al artículo 121 de la LSV, aquellos sujetos sometidos al Régimen de Reglamentaciones Técnicas serán sancionados cuando se den los siguientes supuestos de hechos:
 
  1. Modifiquen o alteren la Certificación de Registro de Productos Nacionales o Importados;
  2. Suministren información o documentación falsa para obtener la Certificación de Registro de Productos Nacionales o Importados;
  3. Cuando no cumplan con los requisitos o especificaciones contenidas en las reglamentaciones técnicas;
  4. Cuando se modifique sustancialmente el producto sujeto a reglamentaciones técnicas, sin haber advertido de tal circunstancia al organismo competente;
  5. Cuando se haga caso omiso a la prohibición de comercialización o venta de productos que no hayan cumplido con las especificaciones establecidas en las reglamentaciones técnicas.
 
Quienes incurran en los hechos antes descritos, se les aplicará las siguientes sanciones:
 
  1. Prohibición de venta, comercialización o inmovilización del producto hasta tanto sea subsanada la falta;
  2. Multa que oscilará entre cincuenta unidades tributarias (50 U.T.) y cien unidades tributarias (100 U.T.) dependiendo de la gravedad de la infracción en cualesquiera de los numerales establecidos en el artículo 121 de esta Ley;
  3. Multa hasta por el doble de la impuesta en la oportunidad anterior, en caso de reincidencia;
  4. Revocatoria de la Certificación de Registro de Productos Nacionales o Importados; dependiendo de la gravedad de las circunstancias del hecho



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo