English
 
Derecho Laboral
SCS establece que el elemento esencial en una relación prestacional de servicios laborales es la ajenidad
 

Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia establece que el elemento esencial en una relación prestacional de servicios laborales es la ajenidad. Criterio Reiterado

 

Disponible en: http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scs/septiembre/156985-0788-26913-2013-11-897.HTML

Mediante sentencia No. 0788 de fecha 26 de septiembre de 2013, la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia (“SCS/TSJ”), con ponencia de la Magistrada Carmen Esther Gómez Cabrera, reiteró que el criterio fundamental para determinar la existencia de una relación laboral es la ajenidad de manera concomitante a la aplicación del test de dependencia o haz de indicios.

En este sentido, señala la Sala que existe ajenidad:

Cuando quien presta el servicio personal -trabajador- se hace parte del sistema de producción, añadiendo valor al producto que resulta de ese sistema, el cual pertenece a otra persona -patrono-, dueña de los factores de producción quien asume los riesgos del proceso productivo y de la colocación del producto -ajenidad-, obligándose a retribuir la prestación recibida”.

Así, la sala procede a caracterizar la ajenidad de la siguiente manera:

Que el costo del trabajo corra a cargo del empresario; que el resultado del trabajo se incorpore al patrimonio del empresario; que sobre el empresario recaiga el resultado económico favorable o adverso, sin que el trabajador se vea afectado por el mismo.

 

Estas conclusiones aportadas por la sala se orientan a la aplicación del llamado Test de dependencia, desarrollado en sentencia Nº 702 de fecha 27 de abril del año 2006 (caso: Francisco Juvenal Quevedo Pineda, contra sociedad mercantil Cervecería Regional C.A.) según la cual, y sobre la base del pensamiento de Arturo S. Bronstein:

“El test de dependencia es una de las herramientas esenciales para determinar cuando una persona que ejecuta un trabajo o presta un servicio a favor de otra, ha establecido o no una relación de trabajo con la misma. A través de los mismos se puede formular una sistematización, con el fin de distinguir lo fraudulento de lo que no lo es, clarificar las situaciones ambiguas, y por esta vía extender la protección de la legislación laboral a quienes prima facie estarían ejecutando trabajos o prestando servicios en virtud de una relación de naturaleza civil o comercial.”

Adicionalmente, se reitera, en la citada Sentencia, que la cualidad de trabajador puede perfectamente coexistir con el ejercicio de cargos directivos de una sociedad mercantil. De este modo, la SCS/TSJ afirmó que:

“En todo caso, lo determinante para establecer si se está en presencia de una relación laboral, es la forma en que efectivamente se realiza la prestación de servicios, que aun cuando implique el desempeño de altas funciones en la toma de decisiones y condiciones laborales muy beneficiosas económicamente (altos salarios, bonos especiales, etc.)… cumplen con el presupuesto de subordinación hacia el órgano o persona superior de la sociedad mercantil.

Por último, la Sala se pronuncia con respecto a la naturaleza salarial de los “bonos” indicando que “éstos tendrán carácter salarial cuando se trate de una remuneración que se perciba en forma constante y con regularidad”.



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo