English
 
Derecho Laboral
Sala de Casación Social reitera criterio sobre las funciones de un trabajador de dirección
 

Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia reitera criterio sobre las funciones de un trabajador de dirección


Mediante sentencia No. 122 del 5 de abril de 2013, la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia del Magistrado Octavio Sisco Ricciardi, reiteró su criterio sobre cuáles son las funciones que desempeña un trabajador de dirección.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 42 de la Ley Orgánica del Trabajo – aplicable rationae temporis al caso de autos – la Sala define al trabajador de dirección de la siguiente manera:  

“Se entiende por empleado de dirección el que interviene en la toma de decisiones u orientaciones de la empresa, así como el que tiene el carácter de representante del patrono frente a otros trabajadores o terceros y puede sustituirlo, en todo o en parte, en sus funciones.”

Así, la Sala establece que independientemente de la calificación que el patrono le atribuya a un trabajador, lo que importa y prevalece son las funciones que éste desempeñe, pues son éstas las que definen o no a un empleado de dirección.

 

Al respecto señala la Sala que:

“La calificación de un trabajador como de dirección, confianza, inspección o vigilancia, dependerá de la naturaleza real de los servicios prestados, independientemente de la denominación que haya sido convenida por las partes o de la que unilateralmente hubiese establecido el patrono. Es decir, la calificación de un empleado como de dirección dependerá siempre de la naturaleza real de los servicios prestados, antes que de la denominación que acuerden las partes para el cargo ocupado o que unilateralmente imponga el empleador.”

 

De esta manera, la Sala indica cuáles son las funciones que desempeña un empleado de dirección de la siguiente manera:

“Para que un trabajador pueda ser calificado de dirección, es necesario que cumpla con una cualquiera de estas tres condiciones, a saber, que intervenga en las decisiones u orientaciones de la empresa; o que tenga el carácter de representante del patrono ante otros trabajadores o terceros; o que pueda sustituir, en todo o en parte, al patrono sin importar la denominación del cargo

 

(…)

 

Así pues, para que un trabajador pueda ser calificado como empleado de dirección, debe quedar claro que éste participa en la toma de decisiones o ejecuta, o realiza los actos administrativos necesarios para cumplir con las órdenes, objetivos y políticas que han sido determinadas previamente por el patrono y los verdaderos empleados de dirección”.

 

Ver texto integro de sentencia en: http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scs/Abril/0122-5413-2013-10-1084.html



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo