English
 
Derecho Laboral
Sala de Casación Social estableció la coexistencia de una relación laboral entre las sociedades de comercio y sus directores–accionistas
 

Sala de Casación Social estableció la coexistencia de una relación laboral entre las sociedades de comercio y sus directores–accionistas

            Mediante sentencia número 28 del 23 de enero de 2014, la Sala de Casación Social, con ponencia de la Magistrada Carmen Esther Gómez Cabrera, determinó la naturaleza laboral de la relación existente entre las sociedades de comercio y sus directores-accionistas, aun cuando estos sean socios minoritarios.

            En este sentido, la Sala definió la relación laboral comoaquella que surge de la prestación personal de servicio, remunerada, que se realiza por cuenta ajena y bajo la dependencia de otro”.

            La Sala cita sentencia N° 602, de fecha 28 de abril de 2009, en la que dictaminó que:

“(…) la dependencia o subordinación, no resulta exclusiva de este tipo de relación, sino que se encuentra presente en todos los contratos prestacionales ya sean civiles, laborales o mercantiles, pues garantiza el cumplimiento del objeto o negocio jurídico pactado; de tal modo que la dependencia no debe considerarse el punto exclusivo para calificar una relación como de naturaleza laboral, por lo que, se le ha venido dando mayor preponderancia como elemento diferenciador, en la jurisprudencia de la Sala, a la ajenidad, como eje central de la relación laboral.

 

Ha establecido esta Sala que el elemento ajenidad está presente cuando: “…quien presta el servicio personal -trabajador- se hace parte del sistema de producción, añadiendo valor al producto que resulta de ese sistema, el cual pertenece a otra persona -patrono-, dueña de los factores de producción quien asume los riesgos del proceso productivo y de la colocación del producto -ajenidad-, obligándose a retribuir la prestación recibida -remuneración-, por tanto, ese ajeno organiza y dirige el mecanismo para la obtención de tales frutos, y es justo allí cuando la dependencia o subordinación se integra al concepto de ajenidad, coligiendo así que el trabajo dependiente deriva del hecho de prestar un servicio por cuenta de otro.

           

Con respecto a la naturaleza de la prestación de servicios de los directores-accionistas, la Sala señaló lo siguiente:

“(…) la condición personal de “socio” y “accionista” de quien presta el servicio, no desnaturaliza el contrato de trabajo, pues las relaciones laborales y societarias no son excluyentes sino que pueden coexistir, aún cuando en la actividad de éste la subordinación como elemento característico de la relación de trabajo se observe de manera atenuada porque él es el que organiza y dirige y solo le reporta a la persona u órgano superior de esas sociedades mercantiles.”

 

Ver texto integro de la sentencia en:

 http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scs/enero/160629-0028-23114-2014-10-1335.HTML



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo