English
 
Derecho Laboral
SC excluyó concepto de enriquecimiento neto de la LISLR los beneficios laborales que no tienen caracter salarial
 
Mediante sentencia del 27 de febrero de 2007, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia del Magistrado Jesús Eduardo Cabrera, excluyó del concepto de enriquecimiento neto establecido en el artículo 31 de la Ley de Impuesto sobre la Renta (LISLR), los beneficios laborales que no tienen carácter salarial.
 
En ese sentido, la Sala dispuso que el texto del artículo 31 de la LISLR debe quedar redactado de la siguiente forma:
 
Artículo 31. Se consideran como enriquecimientos netos los salarios devengados en forma regular y permanente por la prestación de servicios personales bajo relación de dependencia. También se consideran como enriquecimientos netos los intereses provenientes de préstamos y otros créditos concedidos por las instituciones financieras constituidas en el exterior y no domiciliadas en el país, así como las participaciones gravables con impuestos proporcionales conforme a los términos de esta Ley.
A los efectos previstos en este artículo, quedan excluidos del salario las percepciones de carácter accidental, las derivadas de la prestación de antigüedad y las que la Ley considere que no tienen carácter salarial (Subrayados de la nueva redacción).
 
A juicio de la Sala, la norma que estipuló los conceptos que conforman el enriquecimiento neto de los trabajadores, debe ser interpretada conforme a los postulados de nuestra Carta Magna, por lo que dicho enriquecimiento sólo debe abarcar las remuneraciones otorgadas en forma regular (salario normal) a que se refiere el parágrafo segundo del artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo, con ocasión de la prestación de servicios personales bajo relación de dependencia, excluyendo entonces de tal base los beneficios remunerativos marginales otorgados en forma accidental, pues de lo contrario “el trabajador contribuyente perdería estas percepciones –si no en su totalidad, en buena parte- sólo en el pago de impuestos”.
 
La Sala Constitucional consideró que esa modificación se ajusta a lo previsto en el parágrafo cuarto del artículo 133 de la Ley Orgánica del Trabajo, que dispone que “cuando el patrono o el trabajador estén obligados a cancelar una contribución, tasa o impuesto, se calculará considerando el salario normal correspondiente al mes inmediatamente anterior a aquél en que se causó”.
 
La Sala ordenó la publicación de la sentencia en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.
 


Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo