English
 
Derecho Penal
Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Español estableció criterio sobre el uso de videoconferencias en juicio
 

Mediante Sentencia N° 161/2015 de fecha 17 de marzo de 2015, La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Español, con ponencia del Magistrado Manuel Marchena Gómez, estableció un nuevo criterio en relación al principio de inmediación y el uso de las videoconferencias en juicios.

La aludida Sala, interpretando el concepto del principio de inmediación y su aplicación en el derecho penal Español estableció lo siguiente:

 

“La decisión de la Audiencia Nacional de ofrecer a testigos y peritos la utilización de la videoconferencia como medio adecuado para la práctica y la constancia de su declaración, no fue arbitraria y, lo que resulta decisivo, no introdujo ninguna distorsión perceptiva o valorativa que pudiera afectar a los sujetos destinatarios de la inmediación y que pudiera, en fin, contravenir el contenido material de alguno de los derechos invocados por el Fiscal en su recurso…”.

Asimismo, consideró la Sala que los avances tecnológicos son igualmente útiles al proceso penal y que las formalidades del proceso no deben ser entendidas como límites a la inclusión de los mismos. Al respecto, se indicó que:

 

“El proceso penal no ha podido sustraerse al avance de las nuevas tecnologías. Y la utilización del sistema de videoconferencia para la práctica de actos procesales de indudable relevancia probatoria, forma parte ya de la práctica habitual de los Tribunales de justicia”.

Bajo este criterio la Sala se refirió a dos puntos importantes antes de decidir respecto a la procedencia del uso de videoconferencias en juicio. En primer lugar, se refirió a la razón de agregar el uso de la videoconferencia al sistema judicial y  bajo qué criterios estaría permitido su uso y, en segundo lugar, se refirió al valor que ha de tener esa prueba en juicio. Al respecto señaló lo siguiente:

 

“El ritmo al que se suceden los avances tecnológicos obliga a no descartar que en un futuro no muy lejano la opción entre el examen presencial de los testigos/peritos y su interrogatorio mediante videoconferencia, sea una cuestión que no se plantee en términos de principalidad y subsidiariedad. Sin embargo, en el actual estado de cosas, el entendimiento histórico-convencional del principio de inmediación sigue siendo considerado un valor que preservar, sólo sacrificable cuando concurran razones que, debidamente ponderadas por el órgano jurisdiccional, puedan prevalecer sobre las ventajas de la proximidad física y personal entre las fuentes de prueba y el Tribunal que ha de valorarlas.

 

(…)


El recurso a la videoconferencia se encuentra subordinado a la concurrencia de razones de “utilidad” o a la finalidad de evitar que la comparecencia en la sede del órgano ante el que se desarrolle el plenario “resulte gravosa o perjudicial”. Ese texto no contiene ningún criterio de valoración de la primera, pero, en una lectura contextual, cabe entender, tendría que tratarse, preferentemente, de una utilidad o conveniencia para la causa, lo que viene a significar que, al ser el medio técnico al ser el medio técnico de uso menos gravoso que el convencional, debería o podría acudirse a él en el caso de similitud o virtual paridad de los resultados razonablemente esperables”.

Ver texto íntegro de la sentencia:

http://www.ara.cat/politica/sentencia-asedioParlament_ARAFIL20150317_0001.pdf



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo