English
 
Casación
Sala de Casacion Civil modifico su criterio sobre el lapso de formalizacion
 

Mediante sentencia número 20 de fecha 5 de marzo de 2021, la Sala de Casación Civil reinterpretó el lapso establecido en el Código de Procedimiento Civil para la formalización e impugnación del recurso extraordinario de casación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 317 del citado texto legal.

En dicha decisión, que tuvo ponencia conjunta, la Sala dispuso re-interpretar el principio de preclusión de los lapsos procesales, habida cuenta que el recurso extraordinario de casación que estaba en su conocimiento había presentado tres distintos tipos de escritos de formalización, los dos primeros de forma tempestiva y el último dentro del lapso establecido en el citado artículo 317. Por ello, en atención al principio constitucional de la las formalidades no esenciales o inútiles, estableció el criterio de que el lapso de 40 días de para la formalización del recurso no debía consumirse completamente, pues una vez que el recurrente consigne el escrito de formalización, dentro de cualquiera de esos días, inmediatamente fenece dicho lapso, y se le da apertura al lapso de 20 días para la impugnación.

En ese sentido, la apuntada decisión estableció que el escrito de formalización “deberá necesariamente ser presentada digitalmente ante el correo de la Secretaría de la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, por ejemplo (verbi gratia), al quinto (05) día calendario consecutivo de los cuarenta (40) que otorga  el Código para formalizar, ello no involucra que, ejerciendo el formalizante contra el gravamen de la recurrida, al quinto (05) día, a manera de ejemplo,- se repite-, deba dejarse precluir, en su totalidad el agotamiento del lapso otorgado legalmente de cuarenta (40) días calendario consecutivos, es decir, esperar treinta y cinco (35) días, para que la contraparte del recurso, interponga la impugnación o contestación a la formalización, pues ello involucra un atentado contra los principios constitucionales que consagran la tutela judicial efectiva, el acceso al proceso y el debido proceso, y una violación a los principios procesales de rango legal, ya destacados supra, de concentración procesal, de la celeridad o economía del proceso, teniendo el proceso un desgaste, una paralización innecesaria, una agonía procesal, de esperar treinta y cinco (35) días, - a manera de ejemplo -, más, para ejercer la impugnación y entrar en etapa de decisión del recurso, - salvo la fijación de la audiencia oral -, debiendo, por tanto, en una interpretación ajustada a la moderna Carta Política Venezolana de 1999, sobrevenida al Código Ritual de 1986, tenerse por efectivo, -como en efecto lo es-, el ejercicio del derecho de defensa para el uso del medio o remedio de ataque procesal y consumado así el término con el ejercicio a cabalidad del derecho a la defensa, sin que tenga la contraparte  que esperar, sin razón procesal, el deterioro o difuminación del restante del lapso concedido al formalizante que ya ejerció su recurso, que ya expuso y manifestó sus delaciones o quebrantamientos con los que pretende destruir, en nulidad, a la recurrida”.



Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo