English
 
Derecho Mercantil
SPA señaló que el traspaso de acciones de las sociedades anónimas se prueba con la inscripción en el libro de accionistas
 
Mediante sentencia Nº 796 de fecha 28 de julio de 2010, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia del Magistrado Emiro García Rosas, estableció que la propiedad de las acciones de las compañías anónimas “se prueba con su inscripción en los libros de la compañía, y la cesión de ellas se hace por declaración en los mismos libros”, tal como lo establece el artículo 296 del Código de Comercio.
 
A juicio de la Sala, del artículo 296 del Código de Comercio se observa que  “respecto a la cesión de acciones, para que ella pueda considerarse realmente efectuada debe contener la aceptación del cedente y del cesionario, que se manifiesta con la rúbrica que aquéllos estampen en el libro de accionistas”.
 
Para fundamentar la decisión, la Sala citó los criterios establecidos por la Sala Constitucional en sentencia N° 0311 del 3 de junio de 2009, y la Sala de Casación Civil en sentencia del 3 de mayo de 1967, en la cual se señaló que “frente a la sociedad y sólo en cuanto respecta al ejercicio de derechos y cumplimientos de obligaciones derivadas de la calidad de accionistas, la propiedad de las acciones nominativas no puede probarse en otra forma diferente a la prevista en el artículo 296 del Código de Comercio”.
 
El artículo 296 del Código de Comercio establece que “la propiedad de las acciones nominativas se prueba con su inscripción en los libros de la compañía, y la cesión de ellas se hace por declaración en los mismos libros, firmada por el cedente y el cesionario o por sus apoderados”.
 


Área de Clientes





¿Olvido su contraseña?
Páginas de Interés Ver todos los enlaces
    Badell & Grau. © Todos los derechos reservados. 2011. Términos y condiciones de uso
Oportunidades de Empleo